Saltear al contenido principal
Unplugged…

Unplugged…

¡Buenos días! ¿Qué tal va la semana? No se vosotr@s pero yo necesito un poco de desconexión, necesito poner la cabeza en off unos cuantos días, pero, ¿sabemos como hacerlo?

Creo que no soy la única que se siente agobiada, irritada e incluso triste en algún momento de su vida, pero precisamente son todos esos sentimientos los que debemos desenchufar de nuestra mente. Podemos utilizar métodos de relajación, como usar la respiración abdominal, intentar tomarnos las cosas de otra manera y si tenemos un trabajo muy estresante, hacer pequeños descansos, porque ¡nosotr@s nos lo merecemos!

Ahora está muy de moda el término mindfulness, por si no sabéis lo que significa, este término viene a decir que debemos focalizar toda nuestra atención en elementos del entorno y en sensaciones. Intentar sentir todo aquello que nos rodea. Esta técnica puede ayudar a relajarte y a escuchar a tu propio yo, existen diferentes talleres que te enseñan a utilizarlo.  Si os interesa os pongo el link de un centro en donde se imparten este tipo de cursos (Centro Mindfulness Madrid).

Si no tienes tiempo para acudir a un centro, puedes probar la meditación por tí mismo, simplemente estar 5 minutos al día en silencio, escuchando tu respiración serían suficientes para iniciarte en el mundo de la meditación y bajar los niveles de estrés. Existen multitud de aplicaciones móviles que nos pueden ayudar a ir por este camino, como por ejemplo, Happier, Psych me up o 10% Happier.

Los expertos aseguran que dormir la siesta beneficia al cuerpo y a la mente. La media ideal está en dormir en torno a 15-30 minutos al día (más de 30 minutos es demasiado tiempo y puede alterarnos el sueño nocturno), así que ya sabes, cuando tengas ocasión no dudes en echarte una cabezadita e intenta cumplir las 8 horas de sueño al día, todo se ve de otra manera cuando estamos descansados.

Mi kit de descanso

Para mí lo más importante es tener un ambiente tranquilo y relajado en casa. Para el dormitorio podéis utilizar brumas de aceites esenciales o cualquier olor que a vosotros os relaje también puede servir. Yo os recomiendo The Ritual of Hammam Body Mist de Rituals. Disponer de una buena almohada también es importante para que el descanso sea fructífero así que si no dispones de una almohada en condiciones, ya sabes, hazte con una inmediatamente. Hay gente que duerme más profundamente con un antifaz y con tapones, la cuestión es que te sientas a gusto y tranquilo para que puedas descansar.

Ahora que se acercan las fechas navideñas (que tanto necesitamos) es momento de estar a gusto con nosotros mismos y descansados para poder disfrutar de estos días en familia y amigos, así que ¡recordad! a la hora de descansar, ¡todo vale!

¡Muchas gracias!

(Todas las imágenes son de google.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba