Saltear al contenido principal
Tengo Un Hijo Alérgico

Tengo un hijo alérgico

Como algunos de vosotros ya sabéis… tengo un niño pequeño que tiene diferentes alergias alimentarias y respiratorias. Cuando te toca lidiar con un problema así, lo más complicado es acostumbrarte a leer cada etiqueta de productos, cada bolsa de aperitivos, cada bebida… (si… como estáis pensando, la verdad que ir al supermercado es toda una odisea…) y decidir si ese alimento o bebida es adecuada para él o no.
La segunda parte más importante, es acostumbrar al niño a que no toque nada, no coma nada sin preguntar antes a un adulto y por supuesto, llevar todas las medicinas correspondientes encima, en el caso de que algo le de reacción alérgica (todos estos medicamentos te los recetará el pediatra en función del tipo y del grado de alergia que tenga tu pequeño).

Normalmente, las reacciones alérgicas se producen antes del año de edad, por lo que es más fácil detectarlas, ya que como aconsejan los pediatras, los alimentos deben ser introducidos de uno en uno.

¿Qué hacer si mi hijo sufre una reacción?

– Lo primero es evitar el alimento sospechoso que ha podido causar la alergia y acudir a tu pediatra para comunicarle que es lo que ha ocurrido.
– A partir de ese momento, deberás preguntar a tu alergólogo o pediatra cuándo puedes ir introduciendo alimentos nuevos que normalmente causan alergia, como pueden ser los pescados, los frutos secos, el huevo, las legumbres… ya que hay muchos alimentos que comparten componentes entre sí y aunque pensemos que no tienen nada que ver, hay muchas veces que la respuesta de los profesionales nos sorprenden. Por eso, como he mencionado anteriormente, es muy importante acostumbrarse a leer las etiquetas de cada producto.
– Poner al corriente de lo ocurrido a sus cuidadores, al colegio y a todo el mundo que se haga cargo de tu hijo o pase tiempo con él, para que tengan especial cuidado y sepan como reaccionar.

¿Cuándo es conveniente acudir a urgencias?

Aquí os indico algunos de los síntomas más comunes:
– dificultad para respirar o ronquera
– urticaria por el cuerpo y la cara
– hinchazón de ojos, boca, lengua, garganta…
– desmayo, mareos, aturdimiento

Espero que este post os haya resultado de interés y os haya ayudado a detectar cualquier síntoma de alergia en vuestro hijo…y ya sabéis que cualquier duda o comentario podéis escribirme a través de la página de contacto.
¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba