Saltear al contenido principal
Mi Hijo No Duerme Bien…¿qué Hago?

Mi hijo no duerme bien…¿qué hago?

¡Hola chicos y chicas!

Hoy quería hablaros sobre los problemas de sueño en un niño. Como sabéis yo tengo dos niños, una nena de 8 añazos y un niño de 5 años recién cumplidos. Nuestro problema es que el pequeño tiene terror a la oscuridad (desde bebé se ha despertado mucho) y por ese motivo se despierta multitud de veces en la noche, cosa que hace que nosotros los padres, estemos agotados.

¿Cuáles son las alteraciones del sueño que sufren más los niños y los adultos?

Cuando dormimos muy pocas horas o se tiene distintas interrupciones que hacen que el sueño se altere se denomina insomnio de mantenimiento. Cuando nos despertamos antes de tiempo, insomnio de terminación y cuando no conseguimos conciliar el sueño en un tiempo prudente, insomnio de conciliación.

Como os quiero contar mi experiencia personal en cuanto al tema del sueño respecto a los niños, creo que es conveniente que os diga que los niños alrededor de los 4 años de edad suelen estabilizarse y dormir las horas de sueño que necesitan (entre 10 y 12 horas). Normalmente los niños se despiertan por dos motivos: por pesadillas o por terrores nocturnos. Las diferencias están entre que las pesadillas suelen ocurrir al final de la noche, cuando llega la hora de despertarse y el niño suele acordarse del contenido, mientras que los terrores nocturnos se caracterizan porque tiene un sueño desagradable que le origina miedo, ansiedad, terror…cuando se le intenta despertar no recuerda nada y se puede sentir confuso o desorientado (esto es lo que le pasa a mi hijo). Estos terrores al igual que aparecen, desaparecen a medida que el niño crece y no suelen necesitar tratamiento.

Si tu hijo presenta un problema de sueño, deberás estar atento a las siguientes señales:

1 No quiere irse a la cama solo.

2 Rabietas cuando se va acercando la hora de ir a la cama.

3 Quieren dormir con una luz encendida.

4 Dormir siestas muy largas o quedarse dormido durante el día.

Este tipo de conductas normalmente no desencadenan un problema en sí, pero pueden ser causantes de ansiedad, cansancio, bajo rendimiento escolar, alteración de las rutinas… por eso debemos estar pendientes del motivo por el cuál nuestro hij@ no duerme bien.

Mis recomendaciones si sufres este problema son las siguientes:

1 No enfadarse cuando llega la hora de irse a la cama. Intenta transmitirle tranquilidad para no crearle ansiedad.

2 Intenta que el ambiente de la habitación sea tranquilo (si tiene un hermano mayor evita que este jugando o viendo la televisión cuando quieres acostar a tu pequeño).

3 Intenta que la hora de la cena esté lo suficientemente alejada de la hora de dormir para que no se acueste con el estómago lleno.

4 Todas las actividades físicas deben realizarse lo más alejadas posible de la hora de irse a la cama para que esté más tranquilo.

5 Desde mi punto de vista establecer una rutina horaria para irse a la cama es fundamental. Como ya sabéis los niños imitan todos nuestros comportamientos, si ellos ven que tu sigues una rutina de sueño, ellos entenderán que eso lo que hay que hacer.

6 Es mejor acostar al niño sin que esté dormido. Así le enseñas a quedarse dormido solo.

7 Puedes leerle cuentos o contarle historias que le ayuden a relajarse (evita decir que viene el coco o cosas así que no harán nada más que ponerle nervioso).

Todos estos consejos os pueden ayudar a que vuestro hijo esté más tranquilo a la hora de dormir pero si tenéis dudas o veis que esto no es suficiente puedes acudir a tu pediatra para que valore y te indique que pasos extras puedes llevar a cabo.

¡Muchas gracias!

(Todas las imágenes son de google.es)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba